La prueba de hemoglobina fecal es la mejor opción no invasiva para la detección del carcinoma colorrectal (CRC). Así lo pone de manifiesto la European Federation of Laboratory Medicine (EFLM), que va a ofrecer el próximo 23 de enero un curso online en su plataforma de e-learning. Para inscribirse, es necesario estar registrado en la misma.

El británico Callum G. Fraser será el encargado de impartir esta ponencia, que versará una la forma más novedosa de cribado de CRC. En ese sentido, en la página de la EFLM se recuerda que existen varias estrategias disponibles, pero las pruebas inmunoquímicas fecales de hemoglobina (FIT) se consideran la mejor opción no invasiva disponible.

En el curso, se pretende explorar la precisión diagnóstica de estas pruebas de hemoglobina fecal, así como los factores que le afectan, como pueden ser el sexo, la edad o el estatus socioeconómico. Asimismo, se abordarán en detalle las dificultades para seleccionar el corte de hemoglobina fecal que se usará para el cribado.

De acuerdo con la EFLM, la derivación de atención secundaria después de una prueba de hemoglobina fecal positiva permite identificar otras patologías intestinales significativas en pacientes que no tienen cáncer, fundamentalmente enfermedad intestinal inflamatoria.