Immuno-flowFISH es el nuevo método de alta sensibilidad para realizar seguimiento de la leucemia que han desarrollado científicos de la The University of Western Australia. Es capaz de detectar los cambios genéticos en las células vinculadas dicha enfermedad. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Methods.

Según recoge la agencia EFE, Immuno-flowFISH permite detectar cambios genéticos en la sangre de los pacientes con leucemia, estudiando los cromosomas y células que causan la patología a través de un microscopio incorporado al instrumental con el que se realiza el test. Este permite analizar más de 20.000 células en un solo examen.

“El citómetro de imágenes puede analizar muestras a una velocidad de hasta 2.000 células por segundo”, ha explicado en un comunicado de la universidad Kathy Fuller, investigadora del Laboratorio Patológico de Cáncer Transicional y una de las autoras del trabajo.

La velocidad de Immuno-flowFISH permite investigar una gran cantidad de células en un periodo relativamente corto y con una mayor sensibilidad. En ese sentido, Wendy Erber, coautora del estudio, ha asegurado que el nuevo sistema permitirá hacer exámenes patológicos personalizados de la leucemia y “mejorará significativamente la capacidad de identificar cambios genéticos en las células cancerígenas”.

El nuevo método Immuno-flowFISH se ha desarrollado para ser usado en pacientes con leucemia linfocítica crónica, la leucemia más común en Australia, donde un 3% de la población mayor de 60 años está afectada por esta enfermedad. Junto a Fuller y Erber, firman el trabajo Henry Hui y Matthew D. Linden.