Labclin 2017, el XI Congreso Nacional del Laboratorio Clínico, reúne hasta este viernes en Málaga a profesionales de la medicina de laboratorio para actualizar conocimientos e intercambiar experiencias. El paciente, como principal prioridad, es el protagonista de este encuentro, que organiza la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML) en colaboración con la Asociación Española de Biopatología Médica Medicina de Laboratorio (AEBM) y la Asociación Española del Laboratorio Clínico (AEFA).

“Nuestro programa científico recoge las últimas novedades, tendencias e investigaciones más punteras, pues el Congreso se ha ido consolidando como un referente nacional para el sector”, comenta en un comunicado María Luisa Hortas, miembro del comité científico de Labclin 2017.

Entre otras cuestiones, en el congreso se está discutiendo sobre los biomarcadores cardiovasculares, el uso de ADN tumoral circulante, la automatización de los procesos como la microbiología o la gestión de sistemas analíticos en Point of Care (cerca del paciente). Asimismo, el programa incluye formación sobre la acreditación ISO 15189 y una jornada sobre la elaboración de casos clínicos para su publicación.

De acuerdo con Pastora Rodríguez Vázquez, también miembro del comité científico, Labclin 2017 hace hincapié en “temas clave” de la medicina de laboratorio, como la evolución de la práctica diaria, la aplicación de nuevas tecnologías, las perspectivas en patologías orgánicas o las nuevas estrategias médicas e investigación traslacional, “siempre teniendo en cuenta que el paciente está en el centro de estas actividades, esfuerzos y discusiones”.

Enriquecimiento científico

De acuerdo con Rodríguez, desde la organización de Labclin 2017 se ha querido dar más visibilidad a las comunicaciones, por lo que una treintena se presentará de forma oral durante los simposios. “Una de las principales conclusiones que obtuvimos en la encuesta de satisfacción de la pasada edición fue la necesidad de fortalecer la presencia de las comunicaciones orales”, apunta Hortas, según la cual el comité científico seguirá trabajando para visibilizar los proyectos que puedan enriquecer a otros profesionales.

“Sabemos la importante aportación que suponen estos trabajos para el posicionamiento de nuestro colectivo y para el enriquecimiento de la comunidad científica”, añade la especialista, que destaca la importancia del paciente. “Todos nuestros servicios han de estar centrados en el paciente. De ahí la necesidad de mejorar y aumentar la relación entre el laboratorio y los médicos”, subraya.

En este sentido, Rodríguez incide en que es preciso que los especialistas de laboratorio participen más activamente en el desarrollo de los adecuados protocolos y vías clínicas y en el enfoque de casos complejos. “Hacernos más visibles, más presentes y accesibles para los médicos”, concluye.