La UAM explica en una nota de prensa que los niveles altos de WIP favorecen el crecimiento de los gliomas humanos, lo que se traduce en una baja tasa de supervivencia en pacientes que tienen esa variante de tumores. El estudio, publicado en Cell Reports, demuestra que la eliminación genética de esta proteína reduce la capacidad de proliferar de los gliomas humanos, tanto en cultivo de células como en modelos de ratón.

Los directores del estudio, Inés Antón y Francisco Wandosell, han destacado que la proteína WIP mantiene una población de células madre tumorales con una alta capacidad de dividirse y de migrar, lo que facilita de esta forma la progresión tumoral. Los autores han subrayado que la descripción de este nuevo mecanismo permite proponer nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de tumores altamente invasivos.

“La eliminación o bloqueo de WIP sería una nueva diana terapéutica potencial para un grupo de tumores como los gliomas, muy agresivos y con pocas alternativas terapéuticas en estos momentos”, afirman.