Según informa el grupo hospitalario, el análisis Lymph2Cx ha nacido en el nuevo Laboratorio para Diagnóstico Molecular de Mayo Clinic en Arizona, donde la prueba estará disponible en breve para los pacientes. Pronto se pondrá en marcha también en Florida y Minnesota.

“La aplicación de este análisis permitirá obtener más exactitud en la subtipificación molecular y en la evaluación del pronóstico de los pacientes con linfoma difuso de células B grandes, así como seleccionar prospectivamente a los pacientes para ensayos clínicos sobre terapias específicas a un subtipo”, afirma la directora del laboratorio, Lisa Rimsza.

De acuerdo con la clínica, Mayo Clinic será el primer centro estadounidense en ofrecer este tipo de análisis genético, que permitirá obtener “información exacta sobre la célula de origen” en poco tiempo, tal y como apunta la patóloga.