La cantidad de NADH formado es estequiométrica con respecto a la cantidad de D-fructosa y D-glucosa, por lo que la velocidad medida de la formación de NADH refleja la cantidad de glucosa y es equivalente a la cantidad de fructosa en el plasma seminal. Los investigadores compararon inicialmente 43 muestras de plasma seminal en toda la gama de linealidad de 0,37 a 24,7 mmol/L. La fructosa también se midió en 20 muestras de plasma seminal obtenidas de voluntarios sanos sin problemas de fertilidad para confirmar los intervalos de referencia, previamente establecidos, de 8,3 a 27,8 mmol/L.

Todas las muestras dieron mediciones dentro del intervalo de referencia y los resultados fueron de 8,8 a la 23,6 mmol/L. Con este resultado, los investigadores consideran que este método cumple con las especificaciones de calidad deseables, además de los requisitos para la acreditación de acuerdo con la norma ISO 15189, lo que proporciona un método de diagnóstico fiable para la evaluación clínica de la infertilidad masculina. Según señalan los expertos, queda patente que la evaluación de la calidad del semen no solo requiere un análisis cualitativo y cuantitativo de los espermatozoides, sino también análisis bioquímicos del plasma seminal.