Para realizar el trabajo, publicado en la Revista del Laboratorio Clínico, se realizó una encuesta a través de la página web de la citada sociedad sobre los diferentes procesos preanalíticos en el manejo de la orina de 24 horas. Respondieron al cuestionario 50 laboratorios, todos españoles a excepción de 2 de ellos.

La mayoría de los laboratorios proporcionan información acerca de la recogida de la muestra, aunque existe variabilidad en la forma de hacerlo. Estas diferencias se observan en aspectos como el acceso de los pacientes a los contenedores de recogida de orina con y sin conservante, la forma de entregar la muestra, el registro de la información asociada y los criterios de rechazo de una muestra no recogida de forma correcta.  

Tras analizar los datos, la Comisión concluye que existe variabilidad en el cumplimiento de las recomendaciones internacionales. “Un posible sesgo de esta encuesta es que los participantes en ella sean los que más motivados estén por este tema y, por tanto, más fieles al cumplimiento de estas normas, por lo que la variabilidad detectada podría ser aún mayor”, reconocen los autores del estudio, en el que se revisan las recomendaciones para la estandarización de todo el proceso con el fin de obtener una muestra de calidad que asegure unos buenos resultados.