Un test genético diseñado por Synlab permite conocer el potencial físico de las mujeres, lo cual les permite mejorar su rendimiento y evitar lesiones. Tal y como detalla Synlab en una nota de prensa, la genética de cada mujer es distinta y junto a otros factores, es la responsable del rendimiento deportivo de cada individuo.

El test genético de Synlab, denominado SportGen, analiza factores genéticos que influyen en aspectos determinantes del rendimiento deportivo como la respuesta muscular y cardiovascular y la susceptibilidad a lesiones, entre otros. Según detalla Synlab, la práctica de deporte se ha incorporado a la rutina diaria de las españolas y cada vez hay una mayor presencia femenina en el deporte profesional y la alta competición.

Por este motivo, añade Synlab, es importante lograr el máximo rendimiento deportivo, evitando sobreesfuerzos y lesiones. Este test genético permite conocer factores como la resistencia o la fuerza, la respuesta del cuerpo al entrenamiento aeróbico o anaeróbico de forma personalizada. Según afirma, mejorar el rendimiento deportivo se relaciona con la condición física, la práctica deportiva, la alimentación adecuada y el uso de complementos alimenticios.

Gracias a esta herramienta es posible conocer el potencial físico de las mujeres para mejorar su rendimiento deportivo. Cada mujer tiene unas variaciones genéticas individuales que influyen en determinadas características fisiológicas que impulsan o limitan la mejora del rendimiento, añade esta compañía.

Conocer estas variaciones genéticas hace posible la personalización del entrenamiento. Los factores genéticos, señala Synlab, contribuyen entre un 20 y un 50% en la respuesta de cada persona a determinados aspectos del rendimiento deportivo. Estas variaciones genéticas pueden encontrarse tanto en las deportistas profesionales como en mujeres que practican ejercicio físico con el objetivo de mejorar su salud.

Analiza 28 polimorfismos genéticos

SportGen realiza el análisis de polimorfismos genéticos que se relacionan con el rendimiento deportivo, unos asociados al entrenamiento físico y otros a la susceptibilidad a sufrir lesiones. Esta evaluación con el test genético permite conocer el potencial físico de las mujeres y determinar si una mujer tiene mejor o peor condición para realizar ejercicios de fuerza o de resistencia.

Por otro lado, analiza la susceptibilidad a sufrir lesiones frecuentes (inflamación, calambres musculares, etc.). Gracias a este test genético se obtiene un perfil genético de entrenamiento físico que indica si la deportista tiene un perfil de respuesta muscular y unas condiciones de resistencia y fuerza óptimas.