Los farmacéuticos de Atención Primaria (FAP) desarrollan su labor de manera coordinada con los médicos de AP para garantizar el uso seguro de los medicamentos y prevenir posibles fallos de medicación. El acuerdo entre la Sefap y la EASP tiene en cuenta planes de formación de todo el que trabaje en Atención Primaria para hacer más eficiente la gestión del medicamento.

El acuerdo de colaboración entre la EASP y la Sefap tenía como principal objetivo mejorar la atención y la seguridad de los pacientes, en especial de los pacientes crónicos polimedicados. Además, contempla un plan específico de formación dirigido a todos los estamentos que participan en AP, incluidos médicos, farmacéuticos, gestores y profesionales de la enfermería.

El director de la EASP, Joan Carles March, declaró que era importante tratar de facilitar el trabajo del profesional en todo lo referente a las enfermedades crónicas y polimedicación. Para ello, se desarrollan actividades de investigación en farmacoterapia, gestión asistencial y cronicidad de enfermedades.

El acuerdo abordará aplicaciones de la medicina personalizada como la farmacogenética y los nuevos biosimilares asociados, por lo general, a la atención hospitalaria. El congreso constituye el principal evento científico relacionado con la farmacia de asistencia primaria y se estima que reúna a alrededor de 500 farmacéuticos de toda España.

Los farmacéuticos de Atención Primaria desarrollan su labor de manera coordinada con los médicos de atención primaria y la enfermería para garantizar el uso seguro de los medicamentos y prevenir futuros errores de medicación.