Prevención y detección precoz de cáncer de endometrio con análisis moleculares

Los análisis moleculares han abierto la posibilidad de realizar una detección precoz y prevenir el cáncer de endometrio. Este descubrimiento lo realizaron los miembros de Screenwide. Este grupo está formado por profesionales procedentes del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO-Hospitalet).

El estudio ha sido publicado por Internacional Journal of Cancer. El objetivo de esta publicación consiste en la necesidad de implantar nuevas tecnologías en centros sanitarios, para mejorar la detección y la prevención de este tipo de cáncer.

La continuidad anatómica que existe entre la cavidad uterina y el cuello del útero permite la explotación genómica del material biológico. Este elemento proviene de la prueba de citología cervical o Papanicolau y representa una gran oportunidad para detectar los primeros síntomas de enfermedad de tracto genital superior.

Esta acción podría favorecer una mejora del diagnóstico y la prevención del cáncer de endometrio. Actualmente, el procedimiento que se lleva a cabo para la detección de los signos de este tipo de cáncer se reduce a personas de alto riesgo y mujeres sintomáticas. El motivo de este hecho es que el 90% de los casos de este tipo de cáncer presenta un sangrado anormal.

Beneficios del análisis molecular

Los nuevos análisis moleculares podrían mejorar el cribado de mujeres asintomáticas. También puede ayudar a refinar los algoritmos que se utilizan ahora en el diagnóstico, lo que permitirá reducir la tasa de fracaso en el diagnóstico clásico.

Además, los tratamientos mínimamente invasivos resultan muy recomendables para amplias poblaciones de mujeres asintomáticas, debido a que se toleran mucho mejor estos procedimientos. Las personas que primero se beneficien de este nuevo procedimiento serán las que tengan antecedentes familiares de cáncer. Uno de los casos de cáncer que se priorizará serán los del síndrome de Lynch, ya que tiene un elevado riesgo subyacente.