El curso forma parte de la Reunión Interanual del Grupo Español de Citología Hematológica (GECH) celebrada por la SEHH en Barcelona. Según ha explicado Raya durante la reunión “el avance más significativo que se ha producido en 2016 en el diagnóstico citológico es la publicación, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la actualización de la clasificación de las neoplasias linfoides y mieloides, que ha contado con la participación de numerosos expertos internacionales en Hemato-oncología”.

Según ha afirmado este experto, la citología “sigue constituyendo un área fundamental del diagnóstico integrado en Hematología, junto a la hematimetría, la citometría, la citogenética, la biología molecular y la histopatología”. Por tanto, “es básica una correcta formación en este ámbito”, añade. Los planes de estudio de la especialidad contemplan esta necesidad, pero “consideramos que los 4 años de su actual periodo MIR no son suficientes para poder abarcar todos los avances que se vienen produciendo en la última década”, ha señalado.

Ampliar la formación y actualizar la información

Según indica el especialista, “se necesitaría un año más para mejorar y optimizar la formación de nuestros residentes”. Por este motivo, la SEHH ha participado en la elaboración de una propuesta de programa formativo de 5 años de duración que comprende todas las competencias que deben adquirir los residentes de Hematología en esta área.

En la Reunión Interanual del GECH se ha realizado una puesta al día de los trabajos de este grupo cooperativo de la SEHH. En este sentido, ha resultado de gran interés para los hematólogos la reciente actualización del Atlas de Citología, que ha consistido en seleccionar y editar las 82 imágenes enviadas en el último año y optimizar la página web para que la consulta sea más ágil e intuitiva.

En la actualidad, existen 991 imágenes y han colaborado en su envío 165 personas de 47 hospitales. “Después de muchos años, este proyecto es hoy una feliz realidad y constituye una herramienta muy útil en la docencia citológica de la especialidad”, ha recalcado Raya. Asimismo, destacan los estudios de las doctoras Lourdes Florensa y Ana María Ferrer, del Hospital del Mar de Barcelona.

Estos estudios, elaborados en colaboración con otros miembros del GECH, “pretenden profundizar en el conocimiento de 2 enfermedades hematooncológicas todavía poco conocidas por su escasa prevalencia: el linfoma o la leucemia esplénica de células B no clasificable y la linfocitosis B monoclonal con fenotipo marginal”, ha matizado Raya, que ha aprovechado para. recordar que el GECH “está abierto a este tipo de trabajos de investigación de carácter multicéntrico”.