El quiste oral puede degenerarse al llegar a la edad adulta, por lo que es importante un diagnóstico a tiempo durante el periodo pediátrica, según revela un estudio del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. “La extirpación completa de este tipo de lesiones debe llevarse a cabo mientras el paciente es un niño, ya que se corre el riesgo de una degeneración maligna en la edad adulta” indican los investigadores.

El estudio explica que el quiste de intestino anterior es una entidad congénita poco frecuente. Cuando aparece, su localización más común es el íleon y, aunque pueden surgir a lo largo de todo el tracto digestivo, es rara su ubicación en la cavidad oral. El quiste oral, a menudo, se caracteriza por:

  1. Presencia de una capa de músculo liso bien desarrollada.
  2. Una capa epitelial típica de alguna porción del tracto alimentario.
  3. Una unión íntima a alguna porción del tracto gastrointestinal.

Las lesiones del quiste oral más frecuentes en la edad infantil son los quistes salivares y las malformaciones linfáticas, ambas englobables en el término ránula. Sin embargo, hay otras posibilidades además de la duplicación de intestino anterior. El estudio presenta 2 casos y la duplicación de intestino anterior aparece en uno de ellos. Se trata de 2 pacientes en edad pediátrica con una lesión lingual o de suelo de boca.

Los médicos escriben que, tras el estudio de imagen adecuado, los pacientes fueron operados por vía intraoral para la extirpación del quiste oral. En uno de los casos se usó un abordaje cervical para extirpación de un segundo locus quístico. Los expertos subrayan que el estudio anatomopatológico mostró un epitelio respiratorio en uno de los casos, y mucosa gástrica y un epitelio respiratorio en el otro paciente.