Uno de los problemas con los que se encuentran los profesionales son los falsos positivos en cáncer de mama. Los autores del estudio llevaron a cabo 2 ensayos clínicos prospectivos con la finalidad de desarrollar un análisis de sangre basado en un biomarcador proteómico combinatorio (Videssa Breast) para poder detectar con mayor exactitud el cáncer de mama y reducir los falsos positivos.

Los ensayos se llevaron a cabo en mujeres menores de 50 años y se evaluó el suero de 11 biomarcadores de proteína sérica y 33 anticuerpos asociados a tumores. Los investigadores utilizaron la expresión de biomarcadores y los datos demográficos y clínicos de ambos ensayos para desarrollar un modelo de regresión logística para detectar el cáncer de mama, apunta el estudio.

El modelo desarrollado tuvo una sensibilidad y una especificidad del 92,3% y el 85,3%, respectivamente. Los resultados mostraron que el valor predictivo negativo fue alto en ambos conjuntos (99,3% y 98,8%, respectivamente). Mientras que las técnicas de imagen registraron 341 participantes para recibir un seguimiento, el biomarcador proteómico seleccionó a 111, por lo que los falsos positivos en cáncer de mama se redujeron un 67%.

Con estos resultados, los autores del estudio concluyen que el análisis de sangre basado en un biomarcador proteómico resulta efectivo para detectar el cáncer de mama cuando se usa junto con las técnicas de imagen. Asimismo, destacan que este biomarcador puede reducir la realización de pruebas innecesarias y contribuir en la reducción de falsos positivos en cáncer de mama.