Según informa el centro, José Palacios se licenció en Sevilla, realizó su residencia en el Hospital Universitario La Paz y se doctoró en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Tiene un máster en Biotecnología y es experto en Gestión de Laboratorios por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Ha sido médico adjunto en La Paz y jefe de servicio en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Desde 2012 dirige el Servicio de Anatomía Patológica del Ramón y Cajal.

Su labor se ha centrado en patología mamaria y ginecológica. De hecho, tal y como recuerda el comunicado, José Palacios ha participado en las clasificaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de tumores mamarios y de órganos reproductores femeninos que están en vigor.

En el marco de la SEAP-IAP, ha sido secretario y coordinador del Grupo de Patología Ginecológica entre los años 1995 y 1999, coordinador del Módulo de Calidad en Patología Mamaria entre los años 2000 y 2004 y miembro del Grupo de Trabajo SEAP-SEOM sobre Biomarcadores desde el 2010.

A nivel de investigación, José Palacios es autor de más de 200 artículos y ponencias. Además, ha sido jefe del Grupo de Cáncer Mamario y Ginecológico en el Programa de Patología Molecular del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) entre 2000 y 2006 y ahora mismo dirige el grupo de Patología Molecular del Cáncer del IRYCIS. También ha coordinado la comisión de evaluación de proyectos en cáncer del Área de Medicina Clínica y Epidemiología de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP) entre 2006 y 2015.

La sociedad

Con más de medio siglo de historia, la SEAP-IAP cuenta con más de 15.000 socios, entre patólogos (la mayoría), técnicos especializados y licenciados en otras disciplinas biomédicas. Entre sus fines está consolidar y extender su Programa de Garantía de Calidad en Patología, en el que ya participan un centenar de hospitales.

También busca impulsar la aplicación de nuevas tecnologías como la Patología Digital y Molecular, fomentar la captación de talento entre los estudiantes, garantizar la formación continuada de los socios y mejorar la visibilidad de la especialidad ante los pacientes y la sociedad en general.