Según ha informado el centro, la inmunoterapia es una de las protagonistas del congreso, que va a contar con la presencia del investigador de MD Anderson Houston Huamin Wang, autor de numerosos trabajos sobre el papel funcional de varias moléculas y vías de señalización en la patogenia de la enfermedad.

“Las terapias dirigidas a la modulación entre la célula tumoral y el microambiente (la inmunooncología) se convertirán en los próximos años el tratamiento estándar contra cáncer de pulmón, melanoma, cáncer de renal y probablemente también cáncer de páncreas”, ha señalado Juan Fernando García, jefe del servicio de Anatomía Patológica de MD Anderson Madrid y organizador del encuentro junto al jefe de la división de Patología de Houston, Joseph Khory.

“No se pueden aplicar idénticos fundamentos racionales en diferentes tipos celulares y microambientes y, por eso, en muchas ocasiones, la extrapolación de terapias de unos modelos de cáncer a otros termina en fracaso”, ha añadido García, destacando también la necesidad de seleccionar el subgrupo específico de pacientes que podrían beneficiarse más de un tratamiento o secuencia de tratamientos determinados.

Parámetros moleculares

Esa identificación está relacionada con la clasificación tumoral, que se está modificando. Así, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este año una nueva clasificación de los tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) no solo basada en su histología, sino también a parámetros moleculares. Esto supone “un importante avance conceptual y práctico respecto a la anterior clasificación de 2007”, según el experto.

En su opinión, lo más importante es que esta nueva clasificación presenta una notable reestructuración de los gliomas difusos, los meduloblastomas y otros tumores embrionarios y que incorpora nuevas entidades como el glioblastoma con mutación IDH o el glioma difuso de la línea media con mutación H3 K27M gracias a la incorporación de los parámetros moleculares como otro indicador de clasificación más. Asimismo, se han añadido nuevas neoplasias recientemente identificadas y se han suprimido otras entidades que ya no tienen importancia diagnóstica y/o biológica.