La biopsia renal se ha incorporado a la cartera de servicios del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, de manera que los pacientes que necesiten someterse a esta prueba no tendrán que desplazarse a partir de ahora al Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, centro al que eran derivados hasta el momento. Se trata de una técnica diagnóstica invasiva básica para tratar al paciente nefrológico.

Según recoge la agencia EFE, la biopsia renal permite, a partir del estudio histológico del tejido de los riñones, diagnosticar etiológicamente, definir un pronóstico y orientar la terapia de la mayoría de las nefropatías parenquimatosas, tal y como ha informado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) en un comunicado. La prueba -que usa la ecografía en tiempo real como apoyo- se basa en las recomendaciones de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

La introducción de la biopsia renal en Talavera de la Reina ha supuesto la elaboración de un protocolo para la realización de la prueba diagnóstica y el seguimiento de las personas que son sometidas a la misma. En la redacción de dicho protocolo han participado los servicios de Nefrología, Anestesia, Anatomía Patológica y Medicina Interna del Hospital Nuestra Señora del Prado, entre otros.

En los 8 primeros meses del año, los nefrólogos del centro hospitalario de Talavera de la Reina han atendido más de 3.600 consultas, un 40% más que en el mismo periodo de 2017. De acuerdo con el SESCAM, este aumento tiene que ver con la implicación de los profesionales y la apuesta por recuperar esta especialidad en el Área Integrada de Talavera, que ha supuesto la recuperación de parte de la plantilla perdida.