El Servicio de Hematología del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha explicado los beneficios de esta técnica durante una jornada formativa sobre el uso de la citometría de flujo. Esta tecnología está basada en un láser para el recuento y clasificación de las células en función de diversos criterios.

Los hematólogos y los profesionales de otras especialidades como Anatomía Patológica o Análisis Clínicos del Sescam y de otras comunidades autónomas han podido actualizar sus conocimientos en este ámbito de gran relevancia en la práctica asistencial, según matizan los expertos de estas especialidades.

Durante la jornada, se han expuesto ponencias relacionadas con el procesamiento y valoración de muestras según los estándares de EuroFlow, un conjunto de investigadores integrado por más de 20 grupos europeos de diagnóstico por citometría de flujo y diagnóstico molecular. Desde el año 2011, el Hospital de Talavera ha realizado el diagnóstico por citometría de todas las patologías hematológicas del área.

El equipamiento del hospital se vio mejorado significativamente con la incorporación de un citómetro de flujo de 8 colores en el primer semestre de 2016. El equipo tecnológico no solo ha redundado en una mejor labor diagnóstica, sino que ha permitido avances en el ámbito de la investigación. Este nuevo proceso ha permitido el estudio de los linfocitos b normales en pacientes con leucemia linfática crónica y las células endoteliales circulantes en pacientes con embolismo pulmonar.