El trabajo se basa en el análisis de los informes de autopsia realizados en el citado centro hospitalario entre 1999 y 2013. En este período, murieron en el hospital un total de 10.968 personas; se llevaron a cabo 1.075 autopsias, de las cuales solo 598 fueron totales. De ellas, 171 se realizaron a pacientes adultos. Estos fueron los casos que se analizaron en el estudio, en busca de micosis invasivas y factores predisponentes.

Tras examinar los informes, se identificó a 22 pacientes con micosis invasivas, en la mayoría de los casos provocadas por distintas especies de aspergillus. Asimismo, se detectó un aumento de la prevalencia de estas infecciones de un 6,3% en 1999 a un 20% en 2013.

El estudio, realizado por miembros de los Departamentos de Patología y de Investigación del Hospital Fundación Alarcón, concluye que las necropsias continúan siendo indispensables para evaluar la epidemiología de las micosis invasivas, ya que estas difícilmente pueden diagnosticarse ante mórtem.