El Banco de Sepsis del Vall d'Hebron necesita fondos.

El Banco de Sepsis del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona necesita alrededor de 400 000 euros para poder seguir investigando. Así lo han explicado a la agencia EFE el especialista en Medicina Intensiva Juan Carlos Ruiz y la investigadora del Servicio de Microbiología Anna Fàbrega. Se trata de uno de los 3 centros de este tipo que existen en todo el mundo.

El dinero citado hace falta para poder seguir recogiendo muestras y acabar las investigaciones en marcha. Para conseguirlo, los profesionales del Banco de Sepsis se han presentado a 9 convocatorias nacionales e internacionales. Entre ellas, hay 2 que forman parte del programa de la Unión Europea Horizonte 2020 para proyectos de investigación e innovación.

RAIS y el Banco de Sepsis

Sin embargo, la falta de financiación ha dejado a medias el proyecto. En la actualidad, 4 investigaciones relacionadas con el proyecto están paralizadas.

Ruiz y Fábrega, junto a otros expertos del Banco de Sepsis, habían recibido ya financiación europea para desarrollar el proyecto RAIS. El objetivo era desarrollar un sistema para realizar en media hora el diagnóstico microbiológico de la sepsis, que ahora mismo tarda entre 24 y 72 horas. La idea era recortar los tiempos, ya que el retraso en el tratamiento apropiado está asociado a un aumento de la morbimortalidad.

El Banco de Sepsis del Vall d’Hebron conserva unas 1100 muestras de suero, plasma y sangre de personas afectadas por esta patología y 180 de personas sanas. Asimismo, guarda muestras de 160 personas con un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica de origen no infeccioso y 290 muestras obtenidas entre 24 y 48 horas antes de que hubiesen desarrollado la sepsis. Esta enfermedad causa unas 17 000 muertes al año en España.

Mejorar diagnóstico y tratamiento

De acuerdo con Ruiz, el Banco de Sepsis busca ser la base para realizar estudios que sirvan para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de esta patología. “Es una herramienta muy útil, ya que contamos con múltiples muestras preservadas, información clínica y el consentimiento del Comité Ético de Investigación Clínica, lo que facilita enormemente hacer investigación de una patología tan compleja y grave”, ha apuntado.

Por todas estas razones, consideran “vital” conseguir recursos para seguir recogiendo muestras para el único centro de este tipo que existe en el país. En el resto del mundo hay 2 más. Uno en la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota, Estados Unidos) y otro en la Universidad de Jena (Alemania). El Vall d’Hebron cuenta, además, desde 2015 con el Código Sepsis Intrahospitalario, un protocolo para actuar lo más rápido posible ante esta patología.