Los profesionales de este servicio han dividido las patologías en dolor postoperatorio leve, moderado y severo, y cada uno de ellos tiene un algoritmo de manejo específico, en función de las recomendaciones bibliográficas existentes, informa la agencia EFE.

Este protocolo se centra, principalmente, en el dolor posquirúrgico, aunque también colaborará como consultor en la eliminación del dolor agudo hospitalario y en el dolor crónico reagudizado, si fuera pertinente, con tratamientos intervencionistas o farmacológicos.

Al mismo tiempo que se desarrollan estas actuaciones, el personal de enfermería está siendo formado y se está poniendo en conocimiento del resto de los profesionales del hospital la existencia de estos protocolos y su manejo. Los beneficiarios de estas medidas serán todos los pacientes intervenidos en el hospital Don Benito-Villanueva, con el fin de favorecer una pronta recuperación de las cirugías.

El equipo de Anestesiólogos del área sanitaria de Don Benito-Villanueva forma parte del Programa de Formación en Ciencias de la Salud 2017, que impartirá un curso acreditado sobre el dolor, abierto a facultativos y personal de enfermería.