El Hospital General de Valencia ha incrementado el número de camas en la UCI/Reanimación. Hasta el momento, la unidad contaba con 26 camas y ha ascendido a 31, lo que ampliará la asistencia a más pacientes críticos que necesiten una atención y monitorización constante, según ha informado la Generalitat en una nota de prensa.

“Hemos querido reforzar la unidad porque el número de pacientes que pasan por ella es significativo y se incrementa anualmente. Ampliar estas camas requiere una dotación especial, tanto de profesionales formados, medios, así como de material, ya que los pacientes necesitan una monitorización y unos cuidados específicos”, ha explicado Carlos Errando, director médico de servicios quirúrgicos del Hospital General de Valencia.

Así, tal y como ha asegurado el director, la ampliación de la UCI ha necesitado la incorporación de 2 especialistas de anestesia-reanimación (cuidados intensivos), 12 enfermeros, 6 técnicos auxiliares de enfermería y 2 celadores para cubrir la asistencia y las guardias diarias. El traslado de la unidad de críticos al nuevo edificio quirúrgico permitió, en su momento la unificación de 2 unidades sin incremento de plantilla ni de camas.

Actualmente, la nueva UCI se encuentra en la cuarta planta del edificio quirúrgico, lo que permite que el paciente sea atendido más cerca de la zona quirúrgica y de urgencias con el objetivo de ofrecerle la máxima seguridad y eficiencia. Esta planta cuenta con 1.800 m2 dedicados en exclusiva a los pacientes críticos, familiares, acompañantes, área del personal y de descanso.

El Hospital General de Valencia tiene más de 350.000 habitantes asignados y cuenta con 503 camas, informa la Generalitat. La ampliación reforzará la atención de los pacientes con gripe que tengan patologías críticas que necesiten una hospitalización en la UCI. El incremento de pacientes críticos y de enfermedades que requieren cuidados intensivos pone de manifiesto la necesidad de ampliar este tipo de espacios, explican los especialistas.