Según informa Nephrology News & Issues, trabajos previos habían identificado ciertos factores de riesgo de insuficiencia renal aguda adquirida en el hospital; sin embargo, nunca se había realizado una exploración exhaustiva de todos los posibles diagnósticos asociados a esta patología de riñón.

Un equipo dirigido por Nicolas Pallet y Anne-Sophie Jannot, de la Universidad de París V René Descartes (Francia), analizaron datos de 126.736 pacientes ingresados en un hospital universitario terciario urbano entre 2006 y 2015 que tuvieran, al menos, 2 mediciones de creatinina plasmática durante la primera semana de estancia. Luego analizaron la relación de la insuficiencia renal con otros diagnósticos médicos.

El estudio de los datos reveló que la sepsis, las enfermedades del corazón, los politraumatismos, las enfermedades hepáticas y cirugías cardiovasculares son los diagnósticos que implican mayor riesgo de insuficiencia renal aguda adquirida en el hospital para los pacientes. Asimismo, la investigación mostró que dicha patología de riñón está subestimada en gran medida.

Solo el 30% de los pacientes con insuficiencia renal aguda adquirida en el hospital (determinada por las mediciones de la creatinina plasmática) tenían un código de diagnóstico correspondiente introducido en su expediente médico. Esto, de acuerdo con los investigadores, indica que, en la mayoría de los casos, esta insuficiencia no fue identificada y diagnosticada por el médico, o que fue considerada un problema sin la suficiente importancia como para codificarlo.