El uso de dexametasona y dexmedetomidina como adyuvante de la bupivacaína intraarticular mejora la analgesia postoperatoria en la cirugía artroscópica de rodilla, según un ensayo aleatorizado doble ciego que han llevado a cabo los departamentos de Cirugía Ortopédica y Anestesiología de la Universidad de Assiut, en Egipto.

“La artroscopia de rodilla causa un trauma mínimo, sin embargo, se requiere una buena analgesia para la rehabilitación temprana y el regreso a la vida normal en los pacientes”, explican los autores, cuyo estudio se centra en la experiencia de 60 sujetos de entre 20 y 50 años de edad y con un estado físico de I o II según la puntuación de la Sociedad Estadounidense de Anestesiología (ASA).

Todos los sujetos fueron sometidos a cirugía meniscal artroscópica y anestesia raquídea; sin embargo, un grupo recibió 18 ml intraarticulares de bupivacaína al 0,25% y 8 mg de dexametasona, mientras al segundo grupo se le suministró 1 ug/kg de dexmedetomidina y, al tercero, 2 ml de solución salina normal. El volumen total inyectado en cada grupo fue de 20 ml.

Según el texto, en el postoperatorio se administró paracetamol oral 1000 mg cada 8 horas y 50 mg de tramadol oral, según necesidad. Durante los 3 días siguientes a la operación, los autores registraron:

  1. Las puntuaciones de dolor según la escala analógica visual (EAV).
  2. El tiempo hasta la primera solicitud de analgésicos.
  3. La dosis total de analgésicos postoperatorios.

Los puntajes de la EAV resultaron más bajos en los grupos de dexmedetomidina y bupivacaína con dexametasona. Estos grupos tardaron más en pedir los primeros analgésicos y consumieron menos dosis totales de paracetamol en comparación con el grupo de solución salina. Tal como señalan los autores, no se apreciaron diferencias entre los grupos de dexmedetomidina y bupivacaína con dexametasona. Además, ningún paciente requirió tramadol.

Aunque los autores reconocen limitaciones como a falta de investigaciones previas para comparar el efecto de la dexametasona y la dexmedetomidina intraarticulares añadidas a la bupivacaína, concluyen que la adición de alguna de estas sustancias proporciona una mejor analgesia que el uso de bupivacaína sola.