La investigación, publicada en la Revista Española de Anestesiología y Reanimación, ha analizado el efecto de la dexmedetomidina sobre el bloqueo interescalénico y ha comparado estos resultados con los que se obtendrían empleando la clonidina en pacientes sometidos a artroscopia de hombro.

Los autores llevaron a cabo un estudio comparativo, longitudinal, controlado y aleatorizado en 3 grupos. Al grupo de control (I) se le administró ropivacaína 0,75%; al grupo II clonidina: ropivacaína 0,75% más clonidina 1 μg/kg; y al último (III) dexmedetomidina: ropivacaína 0,75% más dexmedetomidina 1 μg/kg. Los investigadores midieron el bloqueo sensorial y motor, la intensidad del dolor, el nivel de sedación, la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria y la presión arterial a las 6, 12 y 24 horas.

Los resultados mostraron que la intensidad del dolor en los grupos I y II a las 6 horas fue de moderado a severo, mientras que en el grupo III fue leve. A las 12 horas, más del 60% de los pacientes de los grupos I y II presentaron un dolor de moderado a severo, y en el grupo III solo el 10%. Un día después de la intervención, en el grupo I y el 20% de los pacientes del grupo II presentaron un dolor moderado.

Con estos resultados, los autores concluyen que la prolongación del bloqueo interescalénico producido por dexmedetomidina proporcionó mejor control del dolor postoperatorio durante las primeras 24 horas.