El estudio se llevó a cabo en 24 ratones adultos que fueron distribuidos aleatoriamente para recibir varios tipos de tratamiento: un grupo fue sometido a una cirugía simulada, otro a una cirugía simulada con cefarantina, otro a una isquemia-reperfusión y otro a una isquemia-reperfusión con cefarantina. La isquemia-reperfusión fue inducida a través de torniquetes de goma alrededor de cada extremidad durante 3 horas para posteriormente aplicar la reperfusión durante 24 horas.

Los resultados mostraron que los niveles de aspartato transaminasa y de alanina transaminasa en el plasma de los ratones que recibieron tanto la cirugía simulada, la cirugía simulada con cefarantina y la isquemia reperfusión con cefarantina fueron bajos. Sin embargo, en los grupos a los que se aplicó la isquemia-reperfusión los niveles fueron más altos.

Los investigadores concluyen que la cefarantina alivia la lesión hepática en roedores sometidos a una isquemia-reperfusión en las extremidades. Además, añaden, que este mecanismo puede conllevar una reducción de la oxidación y la inflamación.