Guillermo Aldave, del Texas Children's Hospital de Houston y todo un experto en cirugía intrauterina, ha sido el ponente principal. Según contó a la agencia EFE, Aldave considera que la novedad más importante de la cirugía intrauterina radica en reparar malformaciones en un periodo de gestación en el que el daño al sistema nervioso no sea irreversible.

El especialista contó sus experiencias en cirugía intrauterina para mielomeningocele, una enfermedad que afecta a uno de cada 4.000 bebés y que no tiene una buena terapia posnatal, dentro del programa formativo del IdiSNA (Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra).

El mielomeningocele es un defecto por el que la columna y el conducto raquídeo no se cierran antes de que el bebé nazca. Ahora, gracias a la cirugía intrauterina, es posible intervenir al feto gracias a los avances técnicos y de instrumental quirúrgico. Pese a que esta cirugía intrauterina está bien considerada en España, pocos son los hospitales que la utilizan. 

Aldave indicó que en la semana número 20 del embarazo existe un porcentaje elevado de niños afectados por esta enfermedad, y que conservan la movilidad en las extremidades inferiores. Por esta razón, una cirugía intrauterina les permitiría conservar esto niveles de sensibilidad y de movimiento.

Por último, señaló que la evolución de los procedimientos en cirugía intrauterina ha reducido mucho las complicaciones para la madre y para el bebé. Además, la técnica endoscópica ha demostrado mejoras considerables en las intervenciones llevadas a cabo.