La RCP (reanimación cardiopulmonar) realizada de forma temprana puede incrementar un 80% las posibilidades de supervivencia en un paro cardiaco. La SAMIUC (Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias) ha instado a la población a aprender técnicas de RCP y ha recordado que aplicándolas en tiempo pueden salvar más de 5.000 vidas al año solo en Andalucía.

En una nota de prensa, la SAMIUC ha destacado que, al año, cerca de 6.600 personas fallecen en Andalucía por parada cardiaca súbita. Desde la sociedad científica recuerdan que el empleo adecuado de técnicas de RCP precoz y el uso de un DEA (desfibrilador automático) en los 6 minutos siguientes puede aumentar un 80% las posibilidades de supervivencia.

La SAMIUC asegura que, cuando el paro cardiaco sucede fuera del hospital solo una de cada 5 víctimas recibe RCP. Por cada minuto que el paciente está en parada cardiorrespiratoria sin maniobras de resucitación, las posibilidades de supervivencia se reducen un 10%. Para tratar de reducir la mortalidad por esta causa, la SAMIUC considera prioritario hacer a todos los profesionales sociosanitarios y a la población mucho más competente en el empleo de la RCP.

El coordinador del Plan Nacional de RCP en Andalucía, Ángel García Alcántara, ha recordado que conocer las técnicas de RCP es importante no solo para ayudar a salvar vidas, sino para reducir considerablemente las secuelas neurológicas. “Por cada minuto que el paciente está en parada cardiorrespiratoria sin maniobras de resucitación, las posibilidades de supervivencia se reducen un 10%, por lo que al cabo de 10 minutos estas posibilidades son mínimas”, ha indicado.

Competencias básicas en soporte vital básico

La SAMIUC considera esencial dotar a los ciudadanos de competencias básicas en soporte vital básico y el manejo de desfibriladores automáticos. En este sentido ha recordado la importancia de celebrar jornadas masivas de formación en las que se enseñan diversas maniobras de RCP para saber cómo actuar ante supuestas paradas cardiorrespiratorias o atragantamientos.

En Málaga, entre 2017 y 2018, más de un millar de ciudadanos han aprendido y practicado de forma totalmente gratuita las técnicas básicas de RCP y manejo de DEA a través de talleres específicos dirigidos a familiares de hospitalización y de consultas externas, principalmente. Este año se ha lanzado, además, un programa de formación masiva al profesorado de Educación Secundaria Obligatoria de los institutos del área metropolitana de Granada con el objetivo de introducir en los programas lectivos de ESO y bachillerato el aprendizaje de las competencias específicas en RCP básica.