La resistina podría utilizarse para tratar la sepsis, tal y como afirma un grupo de investigadores de la Universidad de California tras realizar un estudio cuyos hallazgos se publican en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Los autores utilizaron un modelo de ratón transgénico que expresa esta proteína para conocer la reacción inmunológica en roedores.

Los investigadores observaron que los modelos murinos que expresaban resistina tenían una tasa de supervivencia del 100% en infecciones similares a la sepsis en comparación con aquellos ratones salvajes que tenían la misma infección. Los científicos descubrieron que la resistina humana disminuía la cantidad de citocinas proinflamatorias al unirse al receptor Toll-like 4 (TLR4). Esta unión bloquea la señalización de TLR4 en células inmunes e inflamatorias.

Los autores señalan que TLR4, una molécula que se encuentra en la superficie de las células, es un receptor innato del sistema inmunológico humano que detecta patógenos extraños. Durante la sepsis, TLR4 reconoce el lipopolisacárido (LPS), uno de los principales compuestos que se encuentran en la pared celular de las bacterias que provocan la infección. Un gran número de LPS provoca una sobreestimulación de TLR4 y el sistema inmunológico se sobrecarga.

Mejora la respuesta inmunológica

Los hallazgos del estudio “revelan cómo la resistina, al interactuar con TLR4, puede bloquear las respuestas inflamatorias inducidas por bacterias que producen la sepsis. Sin duda, este es un hallazgo emocionante y un desarrollo digno de mención en la búsqueda de nuevos tratamientos para la sepsis”, señala William Harnett, profesor de Inmunología molecular en la University of Strathclyde de Reino Unido.

“Gran parte de la literatura científica refleja que la resistina es dañina, pero es posible que hayamos malinterpretado los efectos de esta proteína. Nuestro laboratorio estaba intrigado en fabricar una sustancia que, supuestamente, no es beneficiosa. Sin embargo, hemos descubierto que la resistina, tiene un beneficio: protege contra la sepsis”, asegura Meera G. Nair, autora principal del estudio.

El equipo de investigación trabajó con células sanguíneas donadas por personas sanas y descubrió que la resistina se une al TLR4 en estas células. En colaboración con los médicos del Riverside University Health System Medical Center, el equipo analizará las células sanguíneas de pacientes con sepsis. El School of Medicine Dean's Research Innovation Fund respaldará los estudios preliminares en muestras clínicas.