El estudio es una investigación observacional en pacientes programados para cirugía oral y maxilofacial ambulatoria con dexmedetomidina en la Clínica de la Universidad de Navarra entre febrero de 2013 y noviembre de 2014. En función de la dosis de carga, los pacientes fueron agrupados en 3 categorías: <0,5; 0,5; y>0,5 miligramos. El nivel óptimo de sedación se definió como un índice biespectral <85. Los datos se analizaron a través de técnicas de análisis de supervivencia. Los requerimientos de fármacos vasoactivos fueron evaluados mediante regresión logística exacta.

El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de diferentes dosis de carga de dexmedetomidina en el tiempo para lograr y mantener un nivel óptimo de sedación, y su repercusión hemodinámica.

El estudio se basa en la evaluación de 81 pacientes a los que se les administró esta cantidad del sedante antes de una cirugía oral. Los médicos señalan que la ratio de peligrosidad alanzó un índice biespectral <85 para los pacientes de los grupos de 0,5 y>0,5 miligramos fue de 1,5 (IC 95% 0,9; 2,6) y 1,8 (IC 95% 0,8; 3,9), respectivamente, en comparación con el grupo inferior. 5 pacientes (6,2%) precisaron atropina. Los pacientes en el grupo de>0,5 miligramos mostraron un mayor riesgo de requerir atropina respecto al grupo de <0,5 miligramos.