La creación de esta nueva unidad para pacientes con discapacidad, que se ubica en el Centro de Salud Cuenca IV de la capital, se ha enmarcado en las políticas promovidas por la Consejería de Sanidad para mejorar la asistencia sanitaria a los colectivos más desfavorecidos y, de manera más especial, a las personas con discapacidad física o psíquica.

El objetivo de esta iniciativa era el de garantizar y agilizar la atención bucodental para aquellas pacientes con discapacidades físicas o psíquicas que padecieran una patología bucal grave. La unidad cuenta con que 2 equipos formados por 2 odontólogos y 2 higienistas dentales cuyas consultas se desarrollan con una periodicidad bimensual.

De la treintena de pacientes atendidos, de ellos han tenido que ser intervenidos quirúrgicamente en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, gracias a la coordinación que mantienen los profesionales del Servicio de Cirugía Maxilofacial y el Servicio de Anestesia con los equipos de Salud Bucodental de Atención Primaria.

La unidad ha definido un protocolo de actuación que permite la asistencia a los pacientes con discapacidad en el área sanitaria de Cuenca, sin que tengan que viajar a Albacete, Alcázar de San Juan o Ciudad Real para poder ser atendidos como ocurría antes.

La evaluación inicial sobre el funcionamiento de este protocolo es positiva y se ha puesto de manifiesto que, aunque algunos pacientes van a precisar intervención quirúrgica con anestesia, en otros muchos casos los procesos se pueden resolver en la consulta de la Unidad Especial de Salud Bucodental, según explica el centro médico.