Un proyecto ruandés servirá de modelo para el abordaje de la sepsis en países en desarrollo o con recursos limitados. Tal y como detalla la SCCM (Society of Critical Care Medicine) en una nota de prensa, este proyecto, denominado Sepsis in Resource-Limited Nations, se integra dentro de la campaña Sobrevivir a la sepsis.

El proyecto ruandés, lanzado en 2017, ha sido reconocido por la American Society of Association Executives. Su objetivo es facilitar el diagnóstico temprano y el tratamiento de los pacientes con sepsis, una de las principales causas de muerte en todo el mundo, señala la SCCM en la nota de prensa.

La campaña "Sobrevivir a la sepsis" ha estado trabajando en la mejora de la atención a esta patología en las naciones en desarrollo y para ello se ha servido del proyecto ruandés. Esta iniciativa se diseñó en torno a un concepto de metodologías de exploración, enseñanza y tratamiento para facilitar el diagnóstico precoz.

El proyecto ruandés se llevó a cabo gracias a la colaboración con el Ministerio de Salud e investigadores locales. Su puesta en marcha comenzó con el registro de información relativa a la sepsis en una base de datos. Esta información se analizó con el objetivo de conocer más sobre la población local de pacientes.

De esta forma, los investigadores determinaron que la edad promedio de un paciente con sepsis en Ruanda era de 8 años. Según concluyeron, la edad promedio de los jóvenes con sepsis se debe a un cambio demográfico en la población general de Ruanda en las últimas 2 décadas. Tras recopilar esta información, el proyecto ruandés, con la ayuda del personal médico local, creó materiales y programas para educar a los proveedores de atención médica sobre cómo identificar y tratar mejor a estos pacientes.

El proyecto ruandés les ayudó a identificar de forma temprana la infección y les formó sobre qué intervenciones pueden prevenir la escalada al fallo orgánico y el momento idóneo en el que iniciar dichas intervenciones, explica la nota de prensa de la SCCM. Esta iniciativa también distribuyó kit de sepsis para facilitar la intervención temprana (suministros básicos, antibióticos).

La SCCM concluye que este proyecto fue diseñado teniendo en cuenta la sostenibilidad del país. El equipo se centró en potenciar y capacitar a los proveedores locales de atención médica y en hacer accesibles los recursos locales.