Una terapia genética protege contra la sobredosis de cocaína en ratones. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago en Estados Unidos. El estudio, publicado en Nature Biomedical Engineering, y recogido por la agencia EFE, afirma que esta nueva terapia genética cutánea ha permitido aliviar en ratones el deseo por consumir cocaína y así prevenir la sobredosis.

La investigación ha estado capitaneada por Ming Xu, profesor de Anestesia y Cuidados Críticos de la Universidad de Chicago. El investigador y su equipo ha probado esta terapia genética que considera “segura y efectiva” en el tratamiento de enfermedades no cutáneas, incluido el abuso de drogas.

Para realizar el análisis sobre esta terapia genética los investigadores contaron con 3 mecanismos para tratar la sobredosis y prevenir la adicción a la cocaína: una enzima efectiva, una herramienta genética y una tecnología basada en unos injertos de piel, detalla EFE. La enzima que emplearon se conoce como butyrylcholinesterase (BChE) y es capaz de degradar la cocaína.

Los investigadores recogieron células madre de los ratones e indujeron esta enzima, lo cual permitió preparar unos injertos de piel, afirma la agencia. Según los autores, se ha demostrado una evidencia clave de que trasplantes cutáneos pueden entregar de manera efectiva esta enzima y proteger contra la sobredosis de cocaína.

Las células madre fueron bien toleradas por los ratones que pudieron sacar con rapidez la cocaína del torrente sanguíneo. Los resultados mostraron que estos ratones presentaron menos inclinación por entrar en un medio ambiente relacionado con el consumo de cocaína, concluyela agencia EFE.