Enfermedad venosa crónica

Unos 200 angiólogos procedentes de toda España y de Europa han abordado en Sevilla el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad venosa crónica. La jornada se enmarca dentro del Congreso de Flebología y Linfología de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV). En este sentido, los expertos recuerdan que la enfermedad venosa crónica (EVC) es una de las patologías más frecuentes y prevalentes en la especie humana. Además, una cuarta parte de los adultos presentan, en mayor o menor grado, algún síntoma de enfermedad venosa.

De hecho, la EVC tiene un amplio rango de variaciones en su grado de afectación, pasando por alteraciones visibles con compromiso estético, como las telangiectasias y arañas vasculares, hasta la aparición de sintomatología que interfiere con la actividad diaria, como las varices tronculares y, en los casos más avanzados, lo que denomina insuficiencia venosa crónica o la aparición de alteraciones dérmicas (dermatitis, eccema o úlceras). Asimismo, es una patología que consume una importante cantidad de recursos sanitarios. De mismo modo, constituye una de las causas de consulta y solicitud de tratamiento más frecuentes.