Eco Johiliss, es una prueba diagnóstica no invasiva que permite detectar enfermedades cardiovasculares de forma rápida y precoz, y que ha sido diseñada por los investigadores españoles Manuel Sos y Johissy Briones, estudiante de Fisioterapia en la CEU-UCH y doctora del Hospital General Universitario de Castellón, respectivamente.

Diseñada para aplicaciones de cribado, Eco Johiliss “reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares y los costes sociosanitarios”; además “pueden evitarse enfermedades graves como ictus o infartos de miocardio, salvando vidas y evitando sus graves secuelas”, explica Manuel Sos.

Eco Johiliss utiliza ecografía doppler en el cuello del paciente de forma inocua, cómoda e indolora. Clasifica a los pacientes en cuatro grupos para determinar sus necesidades de seguimiento y sus opciones de tratamiento. Con ello, asegura Sos, se reducen las listas de espera y se evita el desarrollo de la enfermedad, así como su impacto, gracias a lo cual, el paciente consigue mejorar su calidad de vida.

La investigación se llevó acabo entre julio de 2013 y agosto de 2015, con la colaboración de Elena Vilalta y Salvador Martínez. En octubre de 2015 los resultados se presentaron en la XV Convención de Cirujanos Vasculares de Habla Hispana celebrada en Quito, Ecuador, y en el VI Symposium Mediterráneo de Cirugía Vascular.