Los pacientes seleccionados fueron intervenidos de manera electiva de aneurisma de aorta abdominal inferior a 55 milímetros por vía retroperitoneal mediante injerto recto y se dividieron en grupo fast track (14 pacientes) y grupo control (24 pacientes). En ambos grupos, se compararon variables postoperatorias como síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) postoperatorio, necesidad de transfusión, estancia en reanimación, días de ingreso y reintervenciones.

El primer grupo tuvo medidas de optimización perioperatorias: ausencia de preparación intestinal, reducción del ayuno preoperatorio, administración de bebida carbohidratada 2 horas antes de la intervención, control del dolor con elastómero preperitoneal, movilización y dieta precoces. De ellas, la estancia en reanimación y las reintervenciones fueron menores en este grupo (fast track) en comparación con el grupo control.

A las 48 horas de la intervención, la incidencia de SIRS también fue menor, de 21,4% en el grupo de fast track frente al 54,16% del grupo control. Por ello, las medidas de optimización tipo fast track podrían disminuir la incidencia de SIRS y reducir la estancia hospitalaria de los pacientes intervenidos de aneurisma de aorta abdominal. El estudio se publica en Elsevier.