La listeria puede estar presente en frutas y verduras.

Los casos de listeriosis relacionados con el brote originado por una carne mechada contaminada ascienden ya a 150, la mayoría en Andalucía. Sin embargo, hay 18 casos de listeriosis confirmados en otras 5 comunidades autónomas. Además, hay alrededor de 500 sospechas de infección por listeria derivada del consumo de la carne fabricada por Magrudis, cuya producción se ha paralizado.

Según informa la agencia EFE, en Andalucía se han confirmado 132 casos de listeriosis relacionados con este brote. De ellos, 108 se han registrado en Sevilla, la provincia donde se fabricó la carne mechada que ha dado origen a la alerta sanitaria. Además, hay 11 casos en Huelva, 6 en Cádiz, 4 en Málaga y 3 en Granada. Un total de 53 personas permanecen hospitalizadas, 23 de ellas embarazadas.

Precisamente, las mujeres embarazadas constituyen uno de los principales grupos de riesgo, tal y como señaló José Miguel Cisneros, responsable de Infecciosos del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Los pacientes crónicos o inmunodeprimidos, así como los ancianos, son también especialmente sensibles a la listeria. De hecho, la única víctima mortal de este brote es una mujer de 90 años.

Otras comunidades afectadas

Aunque la mayoría de los casos se han dado en Andalucía, hay ya infecciones confirmadas en 5 regiones. En concreto, Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón. En el caso de Asturias, en Gijón se han identificado 3 casos en una familia procedente de Sevilla; entre los afectados hay una mujer embarazada. De igual modo, en Aragón hay 3 casos confirmados en una familia de 4 miembros. Compraron la carne mechada en Sevilla y la consumieron de vacaciones en el Pirineo Aragonés.

También en Cataluña hay 3 casos en una misma familia que consumió carne traída desde Sevilla por un familiar. En Madrid hay 5 personas afectadas, 4 adultos que consumieron la carne en Andalucía y un neonato prematuro; su madre consumió la carne mechada en julio. Por último, en Extremadura los 4 casos confirmados están relacionados con consumo del producto en Huelva y Sevilla.

Fabricación paralizada

La carne contaminada por listeria que ha dado lugar al brote se distribuyó principalmente en Andalucía. No obstante, hubo partidas que llegaron a otras comunidades. La mayor parte de la carne distribuida fuera de territorio andaluz llegó a Madrid (225 kilos), desde donde se redistribuyó una parte pequeña a Castilla-La mancha y Castilla y León. También llegaron 10 kilos a Badajoz y una pequeña cantidad a Tenerife, en las Islas Canarias.

Una vez decretada la alerta, el pasado 15 de agosto, se paralizó la producción de la carne mechada identificada como origen del brote. También se procedió a retirar el producto del mercado. Además, este miércoles la Junta de Andalucía ha ordenado la paralización de toda la producción de Magrudis y la retirada de todos sus productos como medida de prevención, ya que no se ha identificado la fuente de contaminación.

 

La organización de consumidores FACUA ha señalado que algunos usuarios han denunciado tener síntomas tras haber consumido otros productos de la compañía. Por eso, la asociación cree que ha podido darse una contaminación cruzada. En ese sentido, la organización pide la dimisión del consejero de Salud y Familias andaluz, Jesús Aguirre, por la “sucesión de falsedades y medias verdades” durante la crisis.

Otros casos de listeriosis

Entre 1997 y 2015 se produjeron 5696 hospitalizaciones relacionadas con casos de listeriosis en España, según un estudio publicado en junio. En él, investigadores del Hospital Universitario Ramón y Cajal y el Instituto de Salud Carlos III alertan de la necesidad de mejorar la vigilancia de esta patología, cuyo origen ha cambiado en las últimas décadas. Mientras en los años 90 del siglo XX los brotes se asociaban al consumo de salchichas y embutido, ahora se relacionan con frutas, verduras y lácteos.

Tal y como explicó la microbióloga Belén Padilla, la listeriosis es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria listeria, presente en el suelo. No se contagia entre personas, sino a través del consumo de algún producto contaminado. Su diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre. Entre sus síntomas está la diarrea, la fiebre y, en los casos más graves, la meningitis. De hecho, puede llegar a dejar secuelas neurológicas. Se trata con antibióticos.