En un comunicado, esta Federación ha explicado que el desabastecimiento de las citadas vacunas es consecuencia “de la estrategia de las multinacionales farmacéuticas que, para aumentar sus beneficios, dejan de fabricar medicamentos esenciales de bajo coste de comercialización”.

Según la Fadsp, el Minsiterio de Sanidad ha suspendido la administración de dosis de recuerdo de estas vacunas y el tratamiento preventivo de heridas sospechosas en adolescentes y adultos, que solo se ofrecerán en los centros regionales de vacunación. Esta situación ya había sido alertada desde las comunidades autónomas anteriormente sin obtener respuesta por parte del Ministerio, ha añadido esta federación.

Es necesario que los servicios de salud autonómicos, que son quienes pagan las facturas de los medicamentos, “se integren en los organismos de planificación y fijación de los precios de los mismos”, ha añadido la Fadsp, que ha exigido a Sanidad la creación de una industria farmacéutica pública.

Por su parte, la Asociación Española de Pediatría indica muestra su preocupación por la falta de estas vacunas, que deben ser administrados a los menores para blindarlos contra estas patologías. “Por el momento, no tenemos conocimiento oficial por parte del Ministerio de Sanidad o de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), de ninguna circunstancia que explique este desabastecimiento, como podría ser un eventual problema de producción, de distribución o de seguridad”, anuncia la organización en su página web.

Esta asociación matiza también que el desabastecimiento se ha producido en la mayor parte de las comunidades autónomas, aunque no en todas. El laboratorio fabricante de Varivax® para la difteria y varicela refiere que tiene lotes de vacunas disponibles, pero que están retenidos. "Esperamos que el Ministerio de Sanidad y la AEMPS se manifiesten lo antes posible y sobre todo que se pueda poner fin a esta anómala y extraña situación", señalan.