La Atención Primaria española necesita entre 2.700 y 2.800 médicos y pediatras para garantizar una asistencia de calidad, según ha reivindicado el Foro de Médicos de Atención Primaria, que reclama también un incremento de la inversión en este servicio, un aumento de la oferta de plazas MIR de Pediatría y de Medicina de Familia y Comunitaria, una mejora de la formación universitaria en este campo y mayor acceso a pruebas complementarias.

Estas y otras reivindicaciones se han realizado este jueves, durante el acto institucional de celebración del Día de la Atención Primaria, que ha reunido en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC) a los representantes de todos los miembros del Foro bajo el lema “Atención Primaria, de primera”. El acto ha coincidido con el 40.º aniversario de la Declaración de Alma-Ata de la Organización Mundial de la Salud, en la se propugnaba “Salud para todos en el año 2000”.

“Los médicos no eligen trabajar en Atención Primaria”, ha lamentado Concepción Sánchez, presidenta de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (AEPap), para la que el modelo de Atención Primaria pediátrica “podría desaparecer si no se toman medidas eficaces”.

“No es un día de celebración, es un día de reivindicación”, ha señalado el presidente del Consejo Español de Estudiantes de Medicina (CEEM), Alejandro Iñarra, para quien está en juego la salud de los pacientes y el futuro profesional tanto de él como de sus compañeros. “¿Qué está ocurriendo en la Universidad para que no se esté enseñando Atención Primaria?”, se preguntaba, en la misma línea que el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), José Luís Llisterri, que ha reclamado la implantación de una asignatura obligatoria.

“Si no se conoce la Medicina de Familia, difícilmente vamos a tener médicos de familia”, ha añadido Llisterri, para quien los médicos de familia están “mal considerados respecto a otros profesionales del ámbito hospitalario”; de ahí que pida que se reconozcan la responsabilidad y la competencia”.

Por su parte, Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), ha reivindicado la recuperación de la universalidad de la Atención Primaria perdida con el Real Decreto 16/2012. “Ya no somos un servicio nacional de salud, somos una gestoría de asegurados”, ha lamentado el médico de familia, que no quiere una cartera de servicios básica, sino “óptima”.

“Tenemos que pasar del análisis a la acción”, ha afirmado Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), para el que es fundamental que la ciudadanía exija “una Atención Primaria solvente, bien estructurada y con suficiencia de medios, tanto en dotación económica como de personal”. “Si no vamos por este camino, no conseguiremos un sistema sostenible”, ha subrayado.

Por otro lado, Francisco Miralles, secretario general de la Conferencia Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), ha hecho hincapié en el “déficit estructural de plantillas” que existe en Atención Primaria. Según el Foro, Baleares es la comunidad que cuenta con menor número de médicos de familia y pediatras de Atención Primaria por cada 1.000 pacientes asignados. Andalucía está también a la cola, han especificado, por número y porque no tiene enfermera de Pediatría.

Derecho a cuidar

“Desde la OMC abogamos por una necesaria reforma de la Atención Primaria valiente y decidida que apueste verdaderamente por el talento y la competencia del médico de familia”, ha apuntado el presidente de la organización colegial, Serafín Romero, quien ha reivindicado el derecho a cuidar de los profesionales de Atención Primaria. “El médico de familia no puede renunciar a cuidar, a practicar educación para la salud, a la atención a domicilio”, ha subrayado.

“Más que médicos, sois miembros de nuestras familias”, ha señalado, por último, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que ha sido la encargada de clausurar el acto. “Sois los primeros responsables de que los españoles vivamos tan bien, vivamos más y vivamos mejor”, ha destacado la representante pública, que ha querido reconocer la labor de los 34.000 pediatras y médicos de familia de Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud.

“Sois los primeros en curarnos y cuidarnos, por eso es una prioridad cuidaros y encontrar soluciones a vuestras necesidades”, ha subrayado la ministra durante el acto, que ha acogido también la entrega de los reconocimientos del Foro de Médicos de Atención Primaria a las instituciones que se han esforzado por conseguir los puntos fijados en el Decálogo para una Atención Primaria de calidad. Los galardonados han sido:

  1. La Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, por el incremento en el porcentaje del presupuesto en Atención Primar dentro del sistema sanitario.
  2. La Consejería de Sanidad de Asturias, por la ampliación del catálogo de pruebas y la accesibilidad de la receta electrónica.
  3. La Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, también por la receta electrónica.
  4. La la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, por un desarrollo más equilibrado de la incapacidad temporal con la nueva legislación.
  5. La Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares, por su formación de Grado de Medicina orientada a la Atención Primaria.
  6. La Fundación de Investigación e Innovación Biomédica de Atención Primaria, por su promoción de la investigación en Atención Primaria.
  7. La Fundació d'Investigació en Atenció Primària Jordi Gol i Gurina, también por su labor investigadora.