Barcelona cumple los requisitos necesarios para dar respuesta a las necesidades de la EMA, en términos de conectividad, comunicaciones, transportes, infraestructuras y por los cerca 900 profesionales que trabajan en la agencia. Como punto positivo, el gobierno local expone que Barcelona ??ubica en su entorno numerosas empresas del sector y una parte muy representativa de la industria farmacéutica de España.

El ayuntamiento dice que la industria farmacéutica es uno de los principales activos de la industria catalana y motor de I+D+I, además de ser generadora de 21.200 puestos de trabajo. El gobierno local dice estar convencido de que la ciudad catalana reúne todas las condiciones ser la sede de este organismo. “La ubicación de la Agencia Europea del Medicamento en Barcelona sería un refuerzo importante para el desarrollo económico y social de la ciudad y, por tanto, para el de Cataluña y el de España”, subraya el consistorio.

No es la primera vez que Barcelona presenta su candidatura a albergar la Agencia Europea del Medicamento. La creación de la EMA se inició en 1992 y Barcelona, en el marco de los Juegos Olímpicos, presentó su candidatura. Finalmente, la ciudad quedó en segundo lugar, por detrás de Londres.