El gobierno informa de que Zimbabwe, Namibia y Botswana han suspendido las importaciones de aves de corral de Sudáfrica, ya que se sospecha que han sido animales provenientes de estos países los que portaban la gripe aviar. Sudáfrica ha impuesto una prohibición a nivel nacional sobre la venta de pollos vivos como medida de precaución. La prohibición permanecerá en vigor hasta este sábado.

Con esta prohibición en vigor, los compradores y vendedores de más de 5 pollos vivos para cualquier propósito que no sea el sacrificio directo tendrán que cumplir con las condiciones, lo que incluye estar registrados en la Agencia de Control de Enfermedades de Aves de Corral del país y proporcionar un certificado sanitario para los pollos de un veterinario.

El gobierno subraya que "el tipo de virus con el que estamos tratando no afecta a las personas" y que la carne de pollo que se vende en Sudáfrica es segura. La gripe H5N8 viral "puede infectar muchos tipos de aves y es altamente contagiosa, existe, naturalmente en muchas aves, y puede ser transmitida por contacto con animales infectados o por ingestión de alimentos o agua infectados", según explica el Departamento de Agricultura.