El brote de tos ferina de Dinamarca supera los 1300 casos.

El brote de tosferina de Dinamarca ha sido confirmado por el SSI (Statens Serum Institut) de Copenhague. Según la agencia Xinhua, el número de casos de tos ferina en Dinamarca en los primeros 8 meses del año ha llegado a niveles elevados. Tal y como indica el SSI, el número de casos se ha multiplicado por 3.

Las cifras recogidas hasta el mes de agosto indican que el brote de tosferina de Dinamarca ha provocado más de 1300 casos. El número de casos supera a la cifra total registrada en 2018 y 2017, detalla Xinhua. Magnus Heunicke, ministro de Salud, ha instado a los padres de familia a asegurarse de cumplir con el programa de vacunación para sus hijos pequeños.

La tosferina es una enfermedad muy molesta en los mayores. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP) en el caso de los niños puede ser causa de ingreso en una unidad de vigilancia intensiva (UVI) por insuficiencia respiratoria y crisis de cianosis. La tos ferina está causada por la bacteria Bordetella pertussis y se contagia por el aire o por contacto con objetos contaminados.

La tosferina es una enfermedad bacteriana muy contagiosa, recuerda el ministerio. También se la conoce como pertussis o tos de 100 días. La intensa tos en los niños puede provocar vómitos o fracturas de costillas. En cambio, los niños menores de un año no tienen tos o tienen muy poca, aclara el Ministerio de Salud. No obstante, pasan por periodos potencialmente letales en los que no respiran, añade. El programa de vacunación de Dinamarca establece se debe vacunar contra la tos ferina a los niños  a los 3 meses, a los 5, a los 12 y a los 5 años.