La lucha contra la contaminación atmosférica es uno de objetivos del Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente.

España prepara un nuevo Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente que se presentará en los próximos meses. Así lo ha anunciado este domingo la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, en el marco de la 74.º Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). El plan recoge los compromisos con la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En los próximos meses presentaremos un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente en el que estamos contando con otros ministerios, los gobiernos regionales y los mejores expertos”, adelantaba la ministra.

De acuerdo con Carcedo, el plan busca describir los factores ambientales fundamentales que influyen en la salud humana. Igualmente, pretende establecer tanto los objetivos como las líneas de intervención. Entre ellas, la lucha contra la contaminación atmosférica. Asimismo, va a abordar cuestiones como:

  1. Cómo influye la calidad del aire en la salud.
  2. Gestión de productos químicos.
  3. Disruptores endocrinos.
  4. Biomonitorización.
  5. Radioactividad ambiental.
  6. Campos electromagnéticos.
  7. Radiación ultravioleta y no ionizante.
  8. Ruido.
  9. Vectores transmisores de patologías.
  10. Temperaturas extremas.

Para la ministra, el Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente es una iniciativa ambiciosa que incluirá un sistema de indicadores de salud y cambio climático. La idea es que estos ayuden a conocer las condiciones reales de cambio, así como a diseñar una transición justa. Con ese fin, se desarrollarán diferentes medidas adaptadas a las características de cada territorio y a las personas.

Economía y ecología

Durante su intervención, Carcedo recordaba que España está alineada con el Acuerdo de París en materia de cambio climático y la defensa de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. También lo está con las metas de la Unión Europea que buscan conseguir un modelo de crecimiento neutro en carbono, en el que la eficiencia energética y las energías renovables sean las protagonistas.

“El objetivo es cambiar la forma de entender la relación entre economía y ecología”, señalaba la ministra en funciones.

En ese sentido, explicaba la existencia del Ministerio para la Transición Ecológica. Además, recordaba la aprobación del Marco Estratégico sobre Energía y Clima el pasado febrero. Dentro de dicho marco se incluyen la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia Nacional de Transición Justa.

“Debemos demostrar a los jóvenes que tenemos un compromiso con las generaciones futuras. El cambio climático es una oportunidad de superación para la humanidad”, subrayaba Carcedo, que espera que la jornada del domingo y la cumbre del clima contribuyan a sumar a más países y entidades en la coalición de impulsores sociales y políticos, un buen ejemplo de acción colectiva para abordar el reto global de salud que implica el cambio climático.