15 corredores de ultradistancia fueron protagonistas de un estudio cardiovascular que se realizó en la última edición de la carrera de montaña Tenerife Bluetrail. Todos ellos volvieron a la normalidad pasadas 48 horas del esfuerzo, según informó el cardiólogo Alejandro de la Rosa a finales del pasado mes de enero.

El cardiólogo, de la red hospitalaria Hospitén, quiso dejar claro que estos 15 corredores de ultradistancia eran deportistas entrenados con un corazón preparado para el ejercicio de intensidad elevada. A las 48 horas de la prueba física, sus órganos estaban casi normalizados por completo.

De la Rosa explicó que el corazón manda 5 litros por minuto (en reposo) para conseguir que la oxigenación se mantenga en todo el cuerpo. En ciertas pruebas físicas, como la Tenerife Bluetral, la cantidad de sangre se multiplica por 5, por lo que es necesario un corazón de deportista como el de estos 15 corredores de ultradistancia para adaptarse a semejante actividad física.

El especialista dijo que estudios anteriores en carreras más cortas habían puesto de manifiesto que la estructura cardiaca cambiaba nada más acabar las pruebas. En una semana, los corredores se recuperaban, por lo que se hizo otro nuevo estudio en la montaña para observar el comportamiento en otro ambiente.

La frecuencia cardiaca media fue de 124

A los 15 corredores de ultradistancia que participaron en el estudio, se les hizo un ecocardiograma basal y otro normal para comprobar cómo se deformaba el corazón. Todos ellos participaron en la carrera con una camiseta especial para analizar cómo se comportaba el órgano durante todo el tiempo que duraba la prueba y después

De la Rosa aseguró que a los deportistas no se les había deformado el corazón ni padecían daño alguno a las 48 horas después de finalizar la carrera. Además, tras analizar más de 1.700.000 latidos y grabar más de 130 horas, se comprobó que los ventrículos eran parecidos antes de empezar a correr y después

Los datos de este estudio que analizaba el comportamiento del corazón de los 15 corredores de ultradistancia se presentarán en congreso europeo. El cardiólogo ha asegurado que se suele pensarse que la frecuencia cardiaca se eleva en estas pruebas, y la media resultó de 124; es decir, un 68% menos del máximo.