Este dispositivo está formado por diminutos implantes parecidos a un estent, que se pueden implantar directamente en los lugares en los que se ha producido una disección arterial y que son más pequeños que los estents convencionales, tal y como se observa en el vídeo de funcionamiento del dispositivo:

https://www.youtube.com/watch?v=LkNuJ1uNGlw&feature=youtu.be

La marca CE ha sido otorgada tras una revisión exhaustica de los datos del estudio clínico TOBA BTK. Así, los investigadores del estudio TOBA BTK examinaron el uso y eficacia del dispositivo Intact Vascular para reparar disecciones en las arterias tibiales, aunque la causa más común de disección se produce en la carótida externa.

El dispositivo demostró un 78,4% de permeabilidad a los 12 meses y un 93,5% de libre reintervención en las arterias tratadas con el dispositivo. Los resultados se presentarán en la reunión de la Society for Cardiovascular Angiography and Intervention que se celebrará en mayo de 2017.

La disección aórtica es potencialmente mortal. El trastorno se puede manejar con cirugía si esta se realiza antes de que se presente la ruptura de la aorta. Menos del 50% de los pacientes que sufren ruptura aórtica logran sobrevivir y quienes sobreviven necesitarán tratamiento permanente y agresivo de la hipertensión arterial, motivo por el que este dispositivo puede resultar de suma relevancia para la práctica clínica.