Las obras de la nueva sala de hemodinámica cardiaca y Radiología intervencionista del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca se encuentran en marcha. Está previsto que el año que viene estén operativas las instalaciones, que contarán con un arco radioquirúrgico. La adaptación del espacio cuenta con 199.000 euros de presupuesto.

Según ha informado la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, la directora gerente del servicio regional de salud, Regina Leal, visitó hace poco el hospital para conocer los detalles del proyecto de la nueva sala de hemodinámica, que se ubicará en la planta sótano del centro, en la zona que ocupaban las antiguas consultas de salud mental, junto al servicio de cardiología.

Las nuevas instalaciones contarán con una sala técnica de intervención de 42 metros cuadrados, una superficie superior a cualquier quirófano estándar; allí se colocará el arco radioquirúrgico. Se trata de un equipamiento de alta tecnología que técnicamente va a permitir realizar tanto hemodinámica cardiaca como intervencionismo vascular y radiológico complejo, que ahora mismo no se podía desarrollar en el centro sanitario conquense.

Además, la sala de hemodinámica contará con una estancia para ubicar el aparataje técnico necesario para su uso por el servicio de radiodiagnóstico, además de una sala de maquinaría que dará soporte al arco radiológico. También se dotará a esta nueva área de un almacén para el material fungible, un despacho para la realización de informes, una sala para el preoperatorio y posoperatorio, una sala de espera para los acompañantes, servicios y vestuarios.

El objetivo es lograr que a lo largo del próximo que viene pueda estar operativa la Sala de Hemodinámica Cardiaca y Radiología Intervencionista del Virgen de la Luz; según ha señalado el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, “será amplia y suficiente para las nuevas prestaciones y estará dotada con la última tecnología”.