La consejera subraya que, para mejorar la accesibilidad a estas unidades y la continuidad asistencial, en 2018, se procederá a la definición de todas las vías clínicas locales y se actualizarán las recomendaciones específicas relativas a la prevención y al manejo del pie diabético, incluidas en el Proceso Asistencial Diabetes (PAI) y en el Documento de Apoyo específico Prevención y manejo del pie diabético. Álvarez explica que los profesionales facultativos y de enfermería que participen en estas unidades recibirán una oferta de formación continuada en prevención y atención al pie diabético.

Este tipo de unidades está en funcionamiento en los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla, Hospital Regional de Málaga, Complejo Hospitalario Torrecárdenas de Almería, Hospital Puerta del Mar de Cádiz, Hospital Reina Sofía de Córdoba y el Complejo Hospitalario de Jaén.

Álvarez indica que se realizarán 3 ediciones anuales de un curso de abordaje multidisciplinar del pie diabético, de 3 meses de duración, dirigido a los profesionales referentes de diabetes en Atención Primaria y Atención Hospitalaria. “Nuestro objetivo es mejorar los resultados en salud en relación a esta enfermedad, ampliar la cobertura a los pacientes andaluces con diabetes e incrementar recursos, así como garantizar una asistencia de calidad a uno de los problemas sanitarios más importantes en nuestra sociedad”, ha resaltado Álvarez.

Para lograr este objetivo, la consejería plantea la extensión de una cartera de servicios homogénea a todos los hospitales regionales y la incorporación de los mismos de la Práctica Avanzada en Diabetes, un plan que aún se encuentra en fase de diseño. La consejería apunta que se definirán unidades funcionales de diabetes en todos los centros hospitalarios y protocolos de colaboración con las UGC de Endocrinología para asegurar la accesibilidad en la atención a los personas con diabetes compleja.