Cardiopatía isquémica.

La cardiopatía isquémica ha ocupado un lugar prioritario en la V Jornada de Actualización en Cardiología del Hospital de Ciudad Real. Más de 200 cardiólogos analizaron las innovaciones recientes sobre esta patología, según informa la agencia EFE. La cardiopatía isquémica está provocada por una reducción de las arterias coronarias, que llevan la sangre al músculo cardiaco.

La Consejería de Sanidad ya explicó que la enfermedad cardiovascular era una de las principales causas de muerte en zonas desarrolladas. Además, puntualizó que entre las más habituales estaban las mencionadas cardiopatías isquémicas. Ciudad Real registra una media de 1500 pacientes fallecidos por esta enfermedad, cifra que por sí sola ya justifica los avances en investigación.

Paciente de edad avanzada

Jesús Piqueras, Ramón Maseda y Alfonso Jurado, cardiólogos del hospital, detallaron que han surgido nuevos retos en la atención a los pacientes con cardiopatía isquémica. También señalaron que surgen nuevos abordajes en el tratamiento no exentos de controversia. Estos nuevos retos implican un trato multidisciplinar donde cada especialista ofrece sus conocimientos. La prevención y las estrategias de rehabilitación siempre están incluidas en los programas.

Uno de los entornos de trabajo en que más se piensa es en pacientes de edad avanzada. Además de relacionarse con la prevalencia de la cardiopatía isquémica, también se asocia con la gravedad. Borja Ibáñez, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), destacó que los avances e investigaciones son constantes. El también cardiólogo de la Fundación Jiménez Díaz analizó el presente, pasado y futuro de la cardiopatía isquémica.

El equipo de Ibáñez ha creado una terapia preventiva que bloquea los receptores de adrenalina y reduce los daños del músculo cardiaco al 25%. Esto ha sido posible por esa perspectiva que une el avance tecnológico con la ciencia biomédica. Además, es importante añadir las últimas guías de bypass o revascularización coronaría presentadas en el último congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Guías de práctica clínica

Estas guías se han desarrollado en colaboración de mencionada sociedad y la Asociación Europea de Cirugía Cardiovascular (EACTS). Están ideadas para asistir la práctica clínica y tienen recomendaciones basadas en la evidencia y en la experiencia personal cuando la evidencia no es posible.

Estos manuales indican que la cirugía de revascularización miocárdica y la angioplastia coronaria son muy efectivas para aliviar los síntomas de la isquemia. Además, las 2 pueden mejorar el pronóstico del paciente. La angioplastia está relacionada con una recuperación más rápida con menos eventos precoces. Por su parte, la cirugía reduce el riesgo de revascularización e infarto a largo plazo.