Según ha informado la agencia EFE, el presupuesto previsto para el Cardio Plan implica una inversión media de 3.190 euros por cada uno de los 17.200 pacientes con patologías cardiacas en Castilla-La Mancha entre 2018 y 2021.

“La sanidad pública está en el corazón de las políticas de este Gobierno y la salud del corazón de todos los castellanomanchegos se ve rescatada por fin en nuestra sanidad pública con este enorme salto tecnológico”, señaló el portavoz autonómico, quien destacó entre las novedades del Cardio Plan la incorporación de la monitorización domiciliaria.

Este sistema se basa en la instalación de un dispositivo en el paciente que remite vía online cualquier alteración que se detecte al Servicio de Cardiología. Estos dispositivos serán compatibles con las resonancias magnéticas. Asimismo, se introducen los marcapasos sin cables, que eliminan los problemas de infecciones por los electrodos.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha aprobado una partida de casi 18 millones de euros para el desarrollo de programas y el mantenimiento de las plazas en centros de atención a personas mayores por parte de ayuntamientos de la región. Este año, la convocatoria incluye una previsión de unas 200 nuevas plazas, con un incremento presupuestario de 1,5 millones de euros.