Gran parte del conocimiento existente sobre hemorragias y trombosis se ha logrado gracias a la investigación de la heparina y otros tratamientos relacionados. Concretamente, la Loyola University Chicago, se ha comprometido en diversas investigaciones durante, aproximadamente, 50 años y ha desarrollado laboratorios de homeostasis y trombosis en colaboración con instituciones internacionales y un departamento de farmacología propio.

La heparina se utiliza como anticoagulante inyectable para prevenir la formación de coágulos de sangre y tiene la densidad de carga más alta conocida de todas las biomoléculas. También se utiliza para formar una superficie anticoagulante en diversos dispositivos experimentales y médicos, como tubos de ensayo y máquinas de diálisis renal.

Además, la heparina se utiliza en combinación la aspirina para evitar ciertos abortos espontáneos y otros problemas en mujeres embarazadas que ya han tenido problemas en embarazos previos. No obstante, en los casos en los que existen pocas plaquetas, o si existe sangrado abundante, es posible que no sea recomendable su uso.

Para acertar mejor en estos abordajes, el simposio abordará el desarrollo en los tratamientos con derivados de heparina, el desarrollo químico y biológico de la esta sustancia y los tratamientos anticoagulantes relacionados, así como las aplicaciones médicas y los avances en los métodos de estudio de este compuesto.

Este encuentro está respaldado por la International Union of Angiology y la North American Thrombosis Forum (NATF), dos organizaciones encargadas de concienciar e informar sobre los nuevos anticoagulantes y su manejo en el tratamiento de la trombosis. Para conocer más información acerca de la acreditación de la universidad y el programa, se puede acceder aquí.