Dicho estudio ha demostrado que el dispositivo es eficaz en el bloqueo arterial parcial, bloqueo completo y aterosclerosis severa, según indican los investigadores del estudio. Para llegar a esta conclusión, los investigadores incluyeron a 20 pacientes, algunos de los cuales habían requerido cirugía de bypass o amputación de piernas, en cuyo caso no corrían el riesgo de amputación después del tratamiento.

El sistema utilizado está basado en un láser ultravioleta de estado sólido con una longitud de onda de 355 nanómetros (nm). El sistema se conecta a un catéter híbrido, que combina la ablación del tejido mediante el láser y la resección con una hoja mecánica romo. Esta compañía israelí ha sido la primera en conseguir combinar un láser de 355 nm con una cuchilla mecánica, de forma que permita un alto nivel de precisión en el corte a través de bloqueos vasculares.

Gracias a este sistema, los bloqueos se eliminan, independientemente de su tipología o tamaño, y se consigue reducir el riesgo de perforar el vaso sanguíneo en comparación con otras tecnologías desarrolladas por la competencia que han mejorado las medidas de seguridad.

Los bloqueos vasculares de las extremidades inferiores ocasionan el 66% de las amputaciones de los miembros en los Estados Unidos (aproximadamente 120.000 amputaciones por año), con un gasto estimado de 8.300 millones de dólares para el sistema sanitario. Actualmente, 12 millones de personas padecen enfermedad arterial periférica.

“Estamos orgullosos de que, gracias a la tecnología única desarrollada por nuestra empresa, podemos aliviar el sufrimiento de los pacientes y evitar cirugías complicadas e innecesarias que, en casos extremos, incluso podrían conducir a la amputación de la pierna. La conclusión del ensayo representa un paso significativo hacia un ensayo en el que participe la FDA de los Estados Unidos”, según explica Yoel Zabar, presidente ejecutivo de Eximo.